• Arca del gusto

    Recupera y cataloga alimentos, agrupa razas singulares y productos gastronómicos artesanos de excelencia contrastada y elaborados en pequeña escala, que se encuentran en peligro de desaparición.El proyecto destaca el valor intrínseco de los productos que ofrece la tierra.

    Desde 1996, 1.519 productos de decenas de países de todo el mundo han sido agregados al Arca del Gusto, por lo que estos alimentos están documentados, reconocidos y protegidos.

  • Baluarte

    Se trata de proyectos a pequeña escala de asesoramiento a productores de alimentos artesanales, con la finalidad de conservar sus métodos de trabajo, desarrollar mercados, salvaguardar patrimonios y educar a los consumidores. El proyecto, que se inició en el año 2000, cuenta con más de 1600 productores y 350 productos Baluarte, repartidos en 59 países.

    Las estrategias Baluarte varían según el proyecto y el producto.

    Actualmente no hay publicado ningún alimento en baluarte.
  • Tutelado

    Alimentos que no cumpliendo todos los requisitos técnicos para su inclusión en los programas oficiales de Slow Food -Arca del Gusto y Baluarte-, se recogen en tutela y se trabaja con ellos por su evidente singularidad, para evitar el peligro de extinción del alimento, de los medios de vida de las personas vinculadas y la pérdida de los sistemas de cultivo.

    Actualmente no hay publicado ningún producto tutelado.
  • Comunidades del alimento

    Son grupos de personas que producen, transforman y distribuyen alimentos sostenibles, de calidad, buenos, limpios y justos, que a su vez mantienen un fuerte vínculo con su territorio histórico, social o cultural.

    Slow Food, a través de las Comunidades del Alimento, promueve la importancia de fortalecer los vínculos de las personas con los alimentos tradicionales, para asegurar la sostenibilidad y la biodiversidad.

    Actualmente no hay publicada ningúna comunidad del alimento.

Noticias » ver todas

1
2
2

Slow Food
en el mundo

Slow Food es una asociación ecogastronómica que promueve una "nueva gastronomía" entendida como expresión de la identidad y la cultura. Defiende el placer vinculado al alimento, reflexiona sobre la educación del gusto y el derecho al disfrute con un nuevo sentido de responsabilidad, teniendo en cuenta el equilibrio con el ecosistema, la defensa de la biodiversidad y el compromiso ético con los productores.