Langosta Menorquina

Publicado en
0

02 Langosta menorquinaSe utiliza el arte menor conocida como “nansa” según la nomenclatura local y tradicional(en mallorquín). Concretamente la “nansa” para langosta, ya que existen diferentes formas y tipo de trenzado según las capturas (ej. nansa para capturas morenas).

Se utiliza la embarcación tradicional balear, de madera, de pequeña dimensión, conocida como “llaüt”, con un máximo de dos tripulantes.

Este pescador es el único que utiliza “la nansa” actualmente como arte pesquero, en todas las Islas Baleares, es además uno de los últimos en Europa.

Fue invitado a la última edición de Slow Fish’09 (Génova, Abril) para impartir la conferencia “Pere Es Cabrit, l’ultimo dei pescatori”, por ser un ejemplo de resistencia y haber recuperado este arte pesquero en Baleares. Se ha iniciado un proyecto piloto hace tan sólo unos meses, de recuperación de la “nansa” como arte pesquero tradicional, liderado por Pedro Marqués, y apoyado por la Consellería de Agricultura y Pesca del Consell de Menorca, el grupo de ecologistas Gob Menorca (a través del proyecto Custodia Marina) y la administración del Govern Balear, que intenta trabajar de nuevo con este arte pesquero que desapareció en Menorca y Baleares hace siete años aproximadamente, cuando Pedro siendo ya el último pescador de “nansa”, no pudo hacer frente a las dificultades que conllevó un cambio de normativa, en el que la “nansa” no se contemplaba. Esta se vio arrollada por otro arte pesquero de mayor impacto “el trasmallo”.

Producción

Área histórica de producción

Ciudadela, Menorca, Islas Baleares

Referencias históricas

Al tratarse de una pesca artesanal como la nasa, (el más sostenible de los artes pesqueros menores), las capturas son mínimas. También por ser una empresa familiar, y porque la zona geográfica de capturas está expuesta a una climatología que no siempre permite la pesca. Por tanto el producto se pesca y ofrece según demanda.

Así se consigue no sobreexplotar los recursos pesqueros locales, ya que hay indicadores que apuntan a que este tipo de langosta puede desaparecer en un futuro cercano, si no se produce una corrección del ritmo actual de capturas, que es muy elevado y totalmente insostenible, debido a la demanda que supone la tradicional “caldereta de langosta”, tratándose de un entorno con una afluencia importante de turistas, en la temporada estival. De hecho, no se puede atender a la demanda de este producto y se importa langosta en muchas ocasiones.

El producto en cuestión se vende en la lonja de pescadores, del puerto de Ciudadela y también directamente al consumidor, ya que el pescador ha creado una red de consumidores propios (o co-producotres), a los que les ofrece directamente un producto recién pescado, haciendo uso de un arte menor que había desaparecido y está siendo recuperado, llevando a la práctica la trilogía del “bueno, limpio y justo”.

Elaboración en el área histórica de producción

Deja tu comentario con

Los comentarios están cerrados.